Como iglesia Anglicana estamos convencidos de que la mejor manera de escuchar la voz de Dios es por medio de la predicación y estudio de la palabra. Esto incluye la meditación y aplicación de la palabra a la vida de cada miembro de la iglesia. En nuestra reunión del domingo esto incluye la predicación sistemática y expositiva de libros del AT y NT y a veces temas enfocados en algún tópico contemporáneo. Gracias a Dios tenemos un buen grupo de ocho predicadores, quienes en general predican una vez al mes y durante el verano. El pastor titular predica dos veces al mes y el pastor asistente una vez. Queremos seguir capacitando a este grupo que ha sido de harta bendición para la iglesia.