La llegada de la Biblia a Chile – primera parte.

Hacia una cultura de evangelismo en nuestras iglesias
Agosto 31, 2018
Reflexiones sobre 1 Pedro
Octubre 1, 2018

La llegada de la Biblia a Chile.

Feliz fiestas patrias a todos.  Hace unos años atrás me pidieron hablar un poco de cómo llegó la Biblia aquí a Chile y a la V región en el colegio Anglicano St Paul’s.  Una vez leí un libro muy interesante y divertido llamado ‘El peligrosísimo libro de la Biblia‘.  Mostraba como tantas personas durante sus 20 siglos de vida habían tratado de prohibirla y como su lectura había llevado a movimientos radicales y hasta ayudado con el comienzo de la democracia moderna.  El filósofo escéptico y francés, Voltaire dijo que a 100 años de su muerte la Biblia desaparecería de la faz de la tierra.  Sin embargo 50 años después de su muerte la Sociedad Biblíca de Ginebra estaba usando su casa para bodega para miles de Biblias. 

La Biblia es por mucho el libro que más se ha traducido en el mundo. Llega a  abarcar más de 1,400 idiomas y no se incluye en las listas de libros ‘best sellers’, porque cada año estaría en primer lugar.  ¿Pero cómo llegó este libro, o más bien ‘biblioteca’ de libros, aquí a Chile? y ¿porqué es relevante para nosotros hoy día?

Llegada a Sudamérica 

No sé mucho de la historia de la Biblia por parte de la Iglesia Católica Romana.  El  concilio de Trento en el siglo XVI rechazó la innovación de traducir la Biblia a los idiomas locales de cada país y entonces trajeron la Biblia en Latín a América Latina.  Uno de las primeros encuentros de las santas escrituras con la cultura    nativa en América Latina fue cuando fray Vicente de Valverde se acercó al Inca Atahualpa con la Cruz en una mano y el misal en la otra y empezó a explicar las ‘cosas de Dios’ hasta que el jefe Inca pidió ver el libro.  

Al principio Atahualpa no lo pudo abrir y después estaba más interesado en cómo estaba escrito que en el contenido en sí.  Luego se molestó porque no lo podía   entender y lo tiro al piso.  Valverde corrió hacia Francisco Pizarro gritando ‘Vengan Cristianos, ataquen a estos perros enemigos quienes rechazan la ley de Dios…  Los evangelios de Dios están en el piso‘.  Así se justificó una matanza de miles y empezó el derrumbe del imperio Inca. No fue un buen comienzo del uso de las santas escrituras en las Américas.

Uno de los primeros protestantes quien trajo su Biblia a Chile no fue mucho mejor.  El famoso capitán Francis Drake.  Mi esposa mexicana no me cree, cuando digo que no era pirata, sino corsario – enía el permiso de la Reina Isabel de 

Inglaterra para atacar a los españoles.  Sin embargo dicen de él: “… Con una espada firme en la diestra y una Biblia en la siniestra, pasó por el Estrecho [de     Magalanes] en 1578, y azotó a los dominios de la Corona en el Mar Pacífico‘.  ¡El primer anglicano en Chile no fue muy manso y humilde que digamos!  Se tenía que      esperar hasta tiempos de independencia para que la Biblia pudiera entrar a Chile en español y sin tanto trasfondo imperialista.  .

(continuará la próxima semana…)

IPA
IPA