Desde la fundación de IPA, existía un deseo de involucrarse en las necesidades de la ciudad. La iglesia apenas tenía un mes cuando hubo un incendio en Placeres y Rodelillo y fue el primero de tres en los primeros cuatro años. IPA se involucró y nos ayudó para conocer las realidades de los cerros del puerto. Para el 2016 se estableció una fundación social ‘Esperanza para Valpo’ que ha ido sirviendo en áreas como trabajo con inmigrantes, una escuelita para niños en riesgo social y animando a iglesias a apoyar el trabajo de ser familias de acogida. La Fundación se encuentra en una etapa de aprendizaje con la tarea de animar a toda la iglesia a servir el la área de misericordia.


Prioridades para los próximo par de años 2017-18